sábado, 3 de octubre de 2009

Familia romana


La familia romana de la antigüedad no era tan diferente al concepto de familia que tenemos hoy en día. Estaba formada por todo aquel que viviese bajo la autoridad del cabeza de familia, que, como en casi todas familias era el hombre. Él era quién se encargaba de la economía, y los principales trabajos y asuntos. La mujer y los hijos están en un segundo plano.

El padre como ya hemos dicho, era el pilar fundamental, conocido como el "pater familias". Controlaba y administraba la casa.Su sucesor era el primer hijo varón.

La esposa tenía un papel mucho más secundario, se encargaba de la casa y de cuidar a sus hijos. Al principio la mujer estaba bajo la autoridad del marido, sin libertad alguna, pero poco a poco fue obteniendo libertades. Por otra parte, los hijos eran el futuro de la familia, por lo que el pater familias se encargaba de ellos hasta que tuvieran la edad suficiente. Mientras tanto, era la esposa la que se ocupaba de su enseñanza, hasta los siete años. De ahí en adelante iban a la escuela donde completaban su enseñanza, y dependiendo del "status social" al que perteneciesen, acudirían o no posteriormente a estudios superiores.

También aparecen en la familia romana los libertos y esclavos.Los esclavos trabajaban en la casa, en las tareas domésticas o en lo que el señor les ordenase. Su sueldo dependía de lo que el amo quisiera, asi como su castigo si no cumplían con las órdenedes. La esclavitud en la cultura romana era algo normal. Los esclavos lo eran porque habían sido vendidos, por la derrota tras una guerra, o sencillamente por ser hijos de esclavos. Pero se podía salir de la esclavitud: un esclavo podía dejar de serlo siempre y cuando su amo se lo permitiese. De este modo pasarían a ser libertos.












1 comentario:

  1. Lara, mi enhorabuena por tu blog. Me gusta todo él, pero lo que más me gusta es lo bien escrito que está. Comprenderás que barra para casa.

    ResponderEliminar