jueves, 13 de mayo de 2010

9 de mayo.

El 9 de Mayo, como todos sabemos, se celebra el día de la Unión Europea.
Este día se ha convertido en el símbolo europeo que, junto con la bandera, el himno, el lema y la moneda única identifican nuestra entidad política.
En tal día como éste, es habitual celebrar actividades y festejos que acerquen Europa a sus ciudadanos y hermanen distintos pueblos de la Unión.




Desde el instituto Santiago Apóstol, se ha decidido festejar este día entre alumnos y profesores con una serie de talleres que nos acerquen un poco más a otras culturas, otros pueblos, otras lenguas..
Entre ellos destacan talleres como los de holandés, alemán, francés, griego, italiano, rumano, polaco, ruso, portugués, etc, en los que los participantes podían introducirse un poco y empaparse de la cultura de cada uno de ellos.

Entre todos estos talleres hubo un hueco para dejarle a una de las lenguas más importantes, pese a la polémica que crea: nuestra lengua madre, el latín.
A pesar de que muchos se acercaron pensando que el latín era una lengua "muerta" y por lo tanto no tiene sentido alguno hablarla, todo aquel que formó parte por un día de este taller puedo comprobar que el latín está muy vivo.

En mi opinión el concepto de lenguas "muertas" o "vivas" es una falsa idea de la lengua, puesto que se trata de sistemas de comunicación y por lo tanto no pueden tener nada "muerto".
Debemos considerarla bastante viva, puesto que no es una lengua oficial, pero sí la lengua de la que proceden la mayoría de las actuales.


1 comentario: